siglade cra colegios rurales agrupados

CRA Colegios Rurales Agrupados la opción ideal para la educación rural

¡Saludos a todos los profesores del CRA! En primer lugar, quería enviarles un mensaje lleno de motivación en su camino a alcanzar sus metas. ¡Ya están un paso más cerca de lograrlo! En segundo lugar, me encantaría tener la oportunidad de intercambiar con ustedes algunas herramientas para trabajar en un Colegio Rural Agrupado. Para aquellos que aún no lo conozcan, un CRA es un centro educativo que abarca la enseñanza en zona rural.

Un vistazo a los CRA Origen estructura y funcionamiento

Las siglas de CRA hacen referencia a Colegio Rural Agrupado. Se trata de una respuesta educativa para los alumnos de zonas rurales despobladas.

CRA se define como centros escolares en áreas rurales con un número reducido de alumnos. Esto permite a los pueblos más pequeños mantener sus colegios. Además, estos centros comparten equipo directivo, especialistas y otras funciones.

En los años ochenta, con la desaparición de las Escuelas Hogar, surgieron los Colegios Rurales Agrupados. Su objetivo principal era frenar el abandono escolar y el despoblamiento de los pueblos, convirtiéndose en escuelas características de estas zonas rurales.

El enfoque del idioma inglés en el plan de estudios

Enfoque distinto: La importancia de la mezcla de cursos en una misma clase

En una misma clase, la mezcla de cursos es un factor a tener en cuenta en la planificación del trabajo en un centro. Esto se debe a que es necesario considerar los diferentes contenidos, estándares y criterios de evaluación establecidos en el currículum de primaria para cada curso.

Además, si en el aula se encuentran tanto alumnos de infantil como de primaria, en el caso específico de un aula unitaria, es crucial tener en cuenta que se trabajarán con dos leyes educativas diferentes: la LOE para la etapa de infantil y la LOMCE para la etapa de primaria. Es importante adaptarse a estas normativas para garantizar una adecuada enseñanza a los estudiantes de ambos ciclos educativos.

Establecimiento y operación de los Centros de Recursos para el Aprendizaje CRA

En el Real Decreto 2731/1986, de 24 de diciembre, se otorga al CRA plena autoridad para adaptar su estructura a las particularidades del entorno, de sus estudiantes y profesores, siempre respetando los principios fundamentales establecidos por las Leyes de Educación vigentes. Esta medida permite al CRA adaptarse de manera flexible y eficiente a las características geográficas y socioculturales de cada comunidad rural, a través de una distribución adecuada de recursos y actividades educativas.

Distribución del alumnado

Cuando se trata de distribuir a los estudiantes, es necesario seguir las recomendaciones establecidas por la legislación, lo que implica agruparlos por ciclos. Sin embargo, es común que en aulas con un número limitado de alumnos se encuentren mezclados desde 1º a 3º de Primaria y desde 4º a 6º de Primaria. Incluso en ocasiones, los más pequeños de Educación Infantil comparten aula con los estudiantes de 1º de Primaria, creando aulas mixtas que abarcan diferentes etapas escolares.

Además del limitado número de alumnos en el CRA, también existe la presencia de estudiantes temporeros. Según Herrera (2014), estos son aquellos que se ven obligados a viajar a diferentes localidades debido al trabajo temporal de sus familias. Durante unos meses, residen en un lugar determinado donde son escolarizados, pero cuando el trabajo escasea, deben buscar nuevas oportunidades en otros lugares.

Esta realidad tiene como consecuencia un desequilibrado número de estudiantes durante el año escolar, lo que dificulta una distribución estable. Por lo tanto, es importante contar con libertad organizativa en el centro para crear contextos educativos que favorezcan un aprendizaje global para todos los alumnos, en especial para aquellos afectados por el fenómeno de la temporalidad.

Enfoques dinámicos para la gestión efectiva de los CRA

De acuerdo a Mosquera (2020), Martínez explica las metodologías activas como un "botón" que activa a los estudiantes y convierte el aprendizaje en una experiencia educativa motivadora, basada en el constructivismo y en la necesidad del alumno de adquirir conocimientos.

Estas metodologías, según Mosquera (2020), empoderan al alumno al permitirle ser el protagonista de su propio aprendizaje, dando lugar a un proceso educativo vivencial e individualizado. De esta manera, se deja de lado la dominación del adulto en la educación tradicional, lo cual es esencial en la etapa de educación infantil.

En la actualidad, existen numerosas metodologías activas en auge para esta etapa, siendo consideradas por muchos docentes. De acuerdo a Mosquera (2020), Fernández sostiene que "el uso de metodologías activas no es innovación, ya que son muy antiguas y van desde el método socrático de la Grecia clásica hasta la Escuela Nueva de finales del siglo XIX y los grandes pedagogos del siglo pasado".

Te puede interesar

En Campuseducacion.com y su revista educativa, los profesionales de la educación tienen la posibilidad de publicar de manera gratuita artículos científicos y didácticos, promoviendo así la difusión de su trabajo y el progreso de las ciencias de la información.

Además, los autores de la revista digital docente de Campus Educación pueden optar por obtener un certificado de autoría, lo que les permitirá sumar puntos en diferentes procesos selectivos y valoraciones, como en oposiciones docentes y en el concurso general de traslados.

Si te inscribes en tres o más cursos homologados para oposiciones o concurso general de traslados en Campuseducacion.com, podrás obtener hasta 4 certificaciones en la revista digital docente de Campus Educación.

Explorando la dinámica educativa de los Colegios Rurales Agrupados CRA

Una de las principales diferencias entre los Colegios Rurales Agrupados (CRA) y los colegios convencionales es que los CRA solo ofrecen los ciclos de Educación Infantil y Primaria. En estas etapas, cuando no hay suficientes estudiantes para mantener una infraestructura individual, se pueden formar grupos que combinan alumnos de diferentes cursos.

A nivel organizativo, cada región cuenta con un centro cabecera ubicado en la localidad más grande, encargado de coordinar las tareas de gestión y administración con otros pueblos. Todos estos centros están incluidos en el mismo CRA y cuentan con docentes tutores en cada aula, apoyados por profesores itinerantes especializados en diferentes asignaturas. Aunque estas escuelas se encuentran en todo el territorio nacional, en algunas regiones reciben diferentes nombres, como CPR en Andalucía, ZER en Cataluña y CER en Canarias.

Además, los CRA cuentan con los conocidos como Centros Rurales de Innovación Educativa (CRIE), cuya principal función es desarrollar actividades pedagógicas y fomentar la convivencia entre los estudiantes. Cada año se establece un calendario de actividades, que se llevan a cabo en grupos conformados por alumnos procedentes de diversas zonas de la provincia. Estas actividades suelen realizarse entre los meses de octubre y junio.

A pesar de sus diferencias, ambos tipos de colegios buscan ofrecer una educación de calidad a todos los estudiantes.

Beneficios de los Centros Rurales de Aprendizaje en comparación con las escuelas tradicionales

Las ventajas de estudiar en un Centro Rural Agrupado (CRA): A pesar de que los docentes pueden encontrar algunos desafíos al tener alumnos de diferentes cursos juntos, la reducida cantidad de niños por clase hace que esto no sea un obstáculo insalvable. También es necesario tener en cuenta que solo se cubren las etapas de Infantil y Primaria, por lo que los cursos posteriores deberán ser realizados en institutos de otros municipios más extensos.

Sin embargo, estudiar en un CRA presenta ciertos beneficios, como:
  • Reducidos ratios de aforo que permiten una atención personalizada por parte de los maestros.
  • La diversidad de edades en el aula brinda una oportunidad para una labor docente enfocada en la individualización.
  • La convivencia en grupos pequeños propicia relaciones cercanas y familiares, debido a la proximidad entre los domicilios de las respectivas familias.
  • Los compañeros de clase pueden convertirse en amigos cercanos durante la infancia y mantener esa relación en la vida adulta.

Artículos relacionados