plaza de toros de villanueva del arzobispo

Todo lo que necesitas saber sobre la Plaza de toros de Villanueva del Arzobispo

La construcción del año 1928 en Villanueva del Arzobispo de Jaén que se destaca es la emblemática plaza de toros, diseñada por el ingeniero militar Ángel Arbex e Inés, reconocida por su arquitectura neomudéjar. Sin lugar a dudas, este inmueble representa un importante patrimonio histórico de la región.

Historiaeditar

El 10 de septiembre de 1928 marcó la inauguración del edificio, que fue celebrada con una corrida de toros de la ganadería del duque de Veragua. Este evento contó con la participación del rejoneador Antonio Cañero y los toreros Manuel Jiménez Chichuelo, José García El Algabeño y Vicente Barrera.[2]​ Conmemorando el 75 aniversario de la plaza, se llevó a cabo una corrida del hierro de Buenavista en la que Finito de Córdoba, El Cordobés y Curro Martínez estuvieron en el ruedo.[3]​

A pesar de la crisis del COVID-19 en 2020, se organizó una corrida de toros en la fecha tradicional del 8 de septiembre en la que se lidiaron toros de la ganadería de Victorino Martín. Este evento contó con la presencia de Curro Díaz, Rubén Pinar y Alberto Lamelas, siendo el quinto toro de la tarde, llamado Muralista, indultado por su bravura.[4]​

Anfiteatro de Villanueva del Arzobispo

La plaza de toros, construida en 1928 bajo el estilo neomudéjar por el ingeniero Ángel Arbex e Inés, destaca por su belleza arquitectónica. De tercera categoría y con una capacidad para 7000 espectadores, se ha convertido en un lugar emblemático para los amantes de la tauromaquia.

No obstante, es importante tener en cuenta ciertas exclusiones al adquirir las entradas. Por ello, recomendamos encarecidamente que el Usuario se informe directamente con la plaza de toros sobre las condiciones de acceso para menores y personas con movilidad reducida. En Servitoro no gestionamos las entradas con descuentos especiales, como para jubilados, minusválidos o niños. Todas nuestras entradas son de precio único para adultos y no nos hacemos responsables de aquellas compradas por el Usuario.

¿Quiere asegurarse un puesto en la próxima corrida de toros en Villanueva del Arzobispo? Servitoro le ofrece la posibilidad de reservar sus entradas con antelación y desde la comodidad de su hogar. No tendrá que preocuparse por largas colas o esperas en taquillas. ¡Sé el primero en conseguir tus entradas y disfruta de un evento inolvidable!

Descubriendo la historia de la segunda plaza de toros más antigua de España

Recientemente, se ha llevado a cabo un estudio arqueológico en la plaza de toros de Ronda, ubicada en la provincia de Málaga, con el objetivo de analizar sus orígenes y su evolución a lo largo de los siglos. Los resultados han sido sorprendentes, revelando que esta plaza es la segunda más antigua de España, solo por detrás de la plaza de toros de Osuna, en la provincia de Sevilla.

Esta plaza, construida en el siglo XVI, ha sido testigo de numerosos acontecimientos históricos y culturales. En su origen, se utilizaba para la celebración de corridas de toros y otras festividades populares, pero con el paso del tiempo, fue adaptándose a las normativas y gustos de cada época.

Uno de los hallazgos más significativos ha sido la existencia de antiguas pinturas murales en las paredes de la plaza, que datan del siglo XVII. Estas pinturas han sido restauradas y se pueden apreciar hoy en día, siendo una muestra más del valor histórico de este recinto. También se han descubierto numerosos objetos y restos arqueológicos, como piezas de cerámica y monedas, que ayudan a reconstruir la vida cotidiana de la época.

Además, se ha comprobado que la plaza ha sufrido diversas remodelaciones a lo largo de los años, como la construcción de una cubierta en el siglo XIX o la ampliación de su capacidad en el siglo XX. Sin embargo, siempre se ha mantenido fiel a sus raíces y a su esencia taurina.

Un lugar que ha resistido el paso del tiempo y que sigue siendo un emblema de la tradición y la cultura españolas.

Una mirada al pasado: La ubicación de la plaza de toros más antigua de España

La tauromaquia es un arte y una tradición que ha estado presente en España desde tiempos inmemoriales. Y aunque actualmente se encuentran plazas de toros en diferentes ciudades de todo el país, ¿sabías que la plaza de toros más antigua se encuentra en una pequeña localidad al sur de la península ibérica?

El municipio de Santarén, ubicado en la provincia de Cádiz, ha sido reconocido recientemente como la ubicación de la plaza de toros más antigua de España, con una historia que se remonta al siglo XII. Según los expertos, esta plaza fue construida por los árabes como centro de recreación y posteriormente fue adaptada para la celebración de corridas de toros.

A lo largo de los siglos, esta plaza ha sido testigo de grandes espectáculos taurinos y ha sido escenario de importantes acontecimientos, como la visita de distintas figuras del toreo y la celebración de eventos benéficos. Sin embargo, a pesar de su importancia histórica y cultural, la plaza de toros de Santarén no es muy conocida fuera de la región, y ha permanecido en el olvido hasta hace poco tiempo.

Afortunadamente, gracias a los esfuerzos de las autoridades locales y de diferentes asociaciones taurinas, esta joya histórica está siendo restaurada y promovida como un punto turístico de interés. Además, se han llevado a cabo investigaciones arqueológicas que han revelado aún más detalles sobre su origen y evolución a lo largo de los siglos.

Sin duda, la plaza de toros de Santarén es un importante patrimonio cultural que merece ser preservado y valorado por las generaciones actuales y futuras. Con su belleza arquitectónica y su rica historia, es un recordatorio de la importancia que ha tenido la tauromaquia en la cultura española desde tiempos ancestrales.

Sin duda, un lugar imperdible para cualquier amante de la tauromaquia y para aquellos que deseen una experiencia única en un entorno lleno de historia.

El origen de la tauromaquia: La primera plaza de toros en España

La tauromaquia es una de las tradiciones más antiguas de España, que ha sido objeto de controversia por su crueldad hacia los toros. Sin embargo, la historia de esta práctica tiene un origen mucho más allá de lo que la mayoría de la gente conoce.

La primera plaza de toros en España se construyó en la ciudad de Ronda, en la provincia de Málaga, en el siglo XVIII. El primer recinto taurino se erigió en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, en el año 1785, y fue diseñado por el arquitecto José Martín de Aldehuela.

Esta plaza de toros fue un hito histórico en la tauromaquia, ya que se trata de una construcción concebida exclusivamente para la celebración de corridas de toros. Antes de su construcción, las corridas se llevaban a cabo en plazas públicas y otros espacios improvisados.

La Plaza de Toros de Ronda tiene una capacidad para 5000 espectadores y ha sido considerada por muchos como una de las más bellas del mundo, debido a su arquitectura neoclásica y sus espectaculares vistas hacia el valle del río Guadalevín.

A partir de la construcción de esta primera plaza de toros, la tauromaquia comenzó a adquirir un carácter más organizado y profesional, con la creación de escuelas taurinas y la formación de toreros como el célebre Pedro Romero, figura clave en la historia de la tauromaquia.

Hoy en día, la Plaza de Toros de Ronda sigue siendo un punto de referencia para los amantes de la tauromaquia, y cada año se celebran corridas en su honor durante la Feria de Pedro Romero, en el mes de septiembre.

La construcción de la primera plaza de toros en España no solo marcó el inicio de un fenómeno cultural que perdura hasta nuestros días, sino que también supuso un hito en la historia de la arquitectura taurina y en la evolución de la tauromaquia.

Conociendo al arquitecto tras la construcción de la primera plaza de toros española

La tauromaquia es una de las tradiciones más arraigadas en la cultura española. Y detrás de cada espectáculo taurino, hay un lugar fundamental: la plaza de toros. Sin embargo, pocos conocen quién fue el arquitecto encargado de diseñar y construir la primera plaza de toros española.

Se trata de Juan de Villanueva, un renombrado arquitecto español del siglo XVIII. Nacido en Madrid en 1730, Villanueva recibió una formación académica en arquitectura en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y pronto se convirtió en uno de los arquitectos más importantes y reconocidos de la época.

En 1767, el torero Francisco Romero solicitó la construcción de una plaza de toros en Ronda, Málaga. La idea de contar con una estructura permanente para las corridas de toros fue revolucionaria en la época, ya que hasta entonces se utilizaban plazas temporales y desmontables.

Villanueva aceptó el encargo y comenzó a trabajar en el proyecto, que se convirtió en una de sus obras más emblemáticas. Para su construcción, utilizó un estilo neoclásico, donde se combinaban elementos tradicionales españoles con influencias romanas. Además, incorporó innovaciones estructurales que permitieron una mayor visibilidad para los espectadores.

La plaza de toros de Ronda se inauguró en 1785 y fue un éxito rotundo. Se convirtió en un referente a nivel internacional y fue el modelo para la construcción de otras plazas de toros en España y Latinoamérica. Incluso, hoy en día sigue en uso y es un lugar turístico muy visitado.

A pesar de su éxito en la arquitectura, Juan de Villanueva también tuvo una gran pasión por las artes. Fue el arquitecto de la reforma del Museo del Prado, hoy en día uno de los museos más importantes del mundo.

Conocer al arquitecto detrás de la primera plaza de toros española nos permite valorar aún más una de las tradiciones más arraigadas y emblemáticas de nuestro país. Juan de Villanueva dejó un legado impresionante en la arquitectura española y su nombre será siempre recordado en la historia de la tauromaquia.

Artículos relacionados