plastico para aislar ventanas del frio

Descubre el mejor plástico para aislar tus ventanas del frío de forma económica

A medida que se acerca el invierno y la tarifa de electricidad aumenta, es necesario enfatizar en la eficiencia energética de nuestras casas y recurrir a todas las técnicas que poseemos para lograr aislarlas adecuadamente de las bajas temperaturas, para no ser sorprendidos con una factura alta cada mes.

Ideas efectivas para proteger las ventanas del frío

El plástico de burbuja, también conocido como film con burbujas, es altamente valorado por sus excelentes propiedades aislantes, ya sea para proteger del frío o del calor. Además, funciona como excelente aislante térmico y acústico, siendo ideal para insonorizar espacios.

En épocas de invierno, puede ser tu aliado para reducir tu factura de calefacción. Con solo colocar una capa de este film en tus ventanas, lograrás mantener el calor en la vivienda y, al mismo tiempo, evitarás la entrada de ruidos molestos desde el exterior.

Si te preguntas para qué más puedes utilizar el plástico de burbuja, aparte de su función protectora en el transporte, te sorprenderá saber que es una opción cada vez más popular para aislar ventanas y mejorar el aislamiento acústico de tu hogar u otros locales. Además, es una alternativa económica en comparación con otros materiales aislantes tradicionales.

Su versatilidad también se extiende a otros espacios, como invernaderos, áticos y ventanas. El film de aire está fabricado con polietileno y se encuentra disponible en diferentes opciones de aislamiento, como burbuja simple o doble burbuja. Para obtener mejores resultados, algunas veces se recubre con lámina de aluminio puro, otorgándole propiedades reflectantes.

En cuanto a su desempeño como aislante térmico, el plástico de burbuja cumple su función de manera excepcional gracias al aire atrapado en su interior, actuando como un eficiente aislante y ayudando a resistir cambios de temperatura.

Optimiza la protección térmica de tu hogar

Si deseas proteger tu hogar del frío invernal de manera económica, existe una solución muy sencilla que puedes llevar a cabo por ti mismo como un proyecto de bricolaje más. Solo necesitarás un pulverizador de agua y un pliego de plástico de burbujas para cubrir las ventanas de tu casa.

El plástico de burbujas puede encontrarse en diferentes tamaños y puedes adquirirlo por metros o en rollo. Considera la cantidad que necesitas antes de decidir cómo comprarlo. Cortarlo con tijeras es todo lo que debes hacer para preparar la porción que utilizarás. Si las ventanas son grandes, puedes utilizar trozos o recortes de plástico para cubrirlas por completo. Con estos dos elementos a mano, puedes crear tu propio aislante térmico económico en solo dos pasos.

Primero, pulveriza una fina capa de agua en la parte interior de la ventana y luego, con cuidado, coloca el plástico encima. No te preocupes por romperlo, ya que es un material muy maleable. El agua actuará como pegamento, manteniendo el plástico en su lugar y adherido a la ventana. ¡Así de simple!

Puede interesarte

Si quieres mantener tu hogar aislado y protegido del frío y el ruido exterior, el Burlete de Puerta AolKee es la solución perfecta. Con 6 metros de longitud, divididos en tres piezas de 2 metros cada una, este tira de sellado de ventana es ideal para evitar la entrada de aire frío y polvo en tu casa.

Además, gracias a su espuma autoadhesiva anticolisión, el burlete insonorizado especial para ventana también ayuda a reducir las molestas vibraciones y ruidos externos, proporcionando un ambiente tranquilo y acogedor en tu hogar.

Pero eso no es todo, este burlete también actúa como un eficiente aislante térmico, manteniendo el frío a raya durante los días más fríos del invierno. Y lo mejor de todo es que es muy fácil de instalar, solo tienes que despegar el adhesivo y colocarlo en la parte inferior de la puerta o la ventana.

En Decoesfera, encontrarás esta y muchas otras opciones para hacer de tu hogar un lugar más cálido y acogedor durante el invierno. Por ejemplo, el edredón de Carrefour sin funda nórdica es una excelente opción para combatir el frío en las noches más gélidas por solo 18 euros. No esperes más y protege tu hogar del frío con estos prácticos productos.

Destacados

¿Cansado de gastar en exceso en calefacción durante el invierno? ¡Tenemos la solución para ti!

Nuestra lámina de aislamiento térmico es la respuesta ideal para reducir la pérdida de calor a través del acristalamiento en los meses de frío.

Al aplicar esta lámina en sus antiguos acristalamientos sencillos y dobles (de más de 20 años), notarás una disminución en tu consumo de energía y, por tanto, un ahorro en tus facturas de calefacción. Además, elimina el molesto "efecto ventana fría" que enfría aún más el ambiente interior, permitiéndote disfrutar de una temperatura más agradable en tu vivienda y entrar en calor rápidamente.

¿Cómo funciona esta maravillosa lámina? ¡Sigue leyendo!

Gracias a las partículas metálicas que contiene, la lámina bloquea eficazmente los rayos que transportan y transmiten el calor de una superficie a otra. En otras palabras, evita que el calor escape a través del cristal, ayudándote a mantener una temperatura constante en tu hogar.

Fácil de instalar, simplemente coloca la lámina sobre el acristalamiento interior existente y ¡listo! Podrás ahorrar hasta un 27% de pérdida de calor si tienes un acristalamiento sencillo, o hasta un 15% si tienes un doble acristalamiento antiguo. ¡Nada mal, ¿verdad?!

Truco viral en TikTok

Una excelente forma de ahorrar energía en casa es evitando que el calor generado se escape por las ventanas y que el frío exterior entre. Shay, una popular usuaria de TikTok (@shay_creates), ha compartido su truco infalible para lograrlo y así reducir la factura eléctrica cada mes.

En su video viral con más de 1,2 millones de reproducciones, Shay explica que utiliza un material económico y al alcance de todos: el plástico. Pero no cualquier plástico, sino un tipo retráctil y aislante especialmente diseñado para ventanas.

El proceso es simple. Primero, la tiktoker y su marido retiran cualquier elemento que pueda obstaculizar la colocación del plástico, como cortinas o estores. Luego, extienden el aislante y lo adhieren a los cristales por la parte interior de la casa. Para asegurar una buena fijación sin burbujas de aire, utilizan un secador de pelo.

Cuando llega el final del invierno y ya no es necesario mantener el aislante, basta con utilizar el secador nuevamente para despegarlo fácilmente gracias a la pérdida de fuerza del adhesivo. Con este sencillo truco, Shay y su marido logran un hogar más cálido y un consumo de energía reducido. ¿Te animas a probarlo?

Cómo aislar las ventanas del frío: opciones y recomendaciones

El invierno es una época en la que la mayoría de nosotros buscamos mantener nuestro hogar lo más cálido y confortable posible. Muchas veces, las ventanas se convierten en un punto débil en la aislación térmica de nuestras casas, permitiendo que el frío entre y cause incomodidad e incluso un aumento en la factura de calefacción. Por eso es importante aprender a aislar las ventanas del frío de manera eficiente.

¿Qué opciones tenemos para aislar nuestras ventanas?

Existen varias opciones a tener en cuenta al momento de aislar nuestras ventanas del frío:

- Instalar burletes en los marcos de las ventanas para sellar cualquier espacio por donde pueda entrar el frío.

- Colocar cortinas gruesas o persianas para ayudar a retener el calor en el interior.

- Utilizar film o láminas aislantes en las ventanas para evitar la pérdida de calor.

- Instalar doble o triple vidriado, que crea una capa de aire entre los vidrios y ayuda a mantener la temperatura interior.

- Aplicar silicona o selladores en los marcos que estén dañados o presenten grietas por donde pueda entrar el frío.

Recomendaciones para un mejor aislamiento térmico

Además de estas opciones, hay algunas recomendaciones que podemos seguir para mejorar el aislamiento térmico de nuestras ventanas:

- Utilizar cortinas o persianas opacas sobre las ventanas durante la noche y en días fríos para ayudar a retener el calor en el interior.

- No cubrir las ventanas con muebles u objetos que puedan bloquear el flujo de aire y dificultar la ventilación.

- Mantener las ventanas limpias y libres de obstrucciones para una mejor eficiencia del aislamiento.

- Considerar la posibilidad de instalar cortinas o persianas que sean específicamente diseñadas para aislamiento térmico.

- En caso de tener ventanas antiguas, es una buena idea considerar su reemplazo por opciones más modernas y eficientes en términos de aislamiento.

Con las opciones y recomendaciones adecuadas, podemos asegurarnos de que nuestras ventanas no sean un punto débil en la aislación térmica de nuestra casa.

Paso a paso: Cómo colocar plástico en las ventanas para proteger del frío

Con la llegada del invierno, es común que las temperaturas bajen significativamente y que busquemos formas de mantener nuestro hogar cálido y confortable. Una forma efectiva de proteger nuestras ventanas del frío es colocar plástico sobre ellas. A continuación, te enseñamos cómo hacerlo en simples pasos.

Paso 1: Reúne los materiales necesarios

Para colocar el plástico en tus ventanas, necesitarás los siguientes materiales:

  • Plástico de polietileno transparente
  • Cinta adhesiva
  • Tijeras
  • Secador de pelo o pistola de calor
  • Paso 2: Limpia las ventanas

    Antes de colocar el plástico, asegúrate de que las ventanas estén completamente limpias y secas para que el plástico se adhiera correctamente.

    Paso 3: Mide y corta el plástico

    Corta el plástico en trozos que sean unos centímetros más grandes que cada una de tus ventanas. Es importante que el plástico sea lo suficientemente grande como para cubrir toda la superficie de la ventana.

    Paso 4: Coloca el plástico sobre la ventana

    Coloca el plástico sobre la ventana, asegurándote de que haya un espacio de unos 5 cm entre el plástico y el marco de la ventana. Luego, fija el plástico con cinta adhesiva en los bordes para que quede bien sujeto.

    Paso 5: Usa un secador de pelo o pistola de calor

    Con el plástico fijado a los bordes, utiliza un secador de pelo o una pistola de calor para calentar el plástico y que este se adhiera completamente a la ventana. Puedes ir moviendo el secador de arriba abajo para que el calor se distribuya de manera uniforme.

    Paso 6: Recorta el exceso de plástico

    Una vez que el plástico se haya adherido completamente a la ventana, recorta el exceso de plástico en los bordes de la ventana para que quede un acabado prolijo.

    ¡Listo! Ahora tienes tus ventanas protegidas del frío de manera económica y efectiva. Recuerda que este proceso deberá ser repetido cada invierno ya que el plástico se vuelve opaco y pierde su capacidad aislante con el tiempo.

    Esperamos que estos pasos te hayan sido útiles. ¡Disfruta de un hogar cálido y acogedor en los días más fríos del año!

    Aprovecha el papel burbuja para aislar tus ventanas del frío

    El invierno ya está aquí y con él llegan las bajas temperaturas, el viento frío y las inevitables facturas de la calefacción. Si eres una de esas personas que siempre tienen frío en casa y no quieren gastar más en calefacción, te tenemos una solución económica y efectiva: el papel burbuja.

    Probablemente hayas visto este material en paquetes que recibes por correo, pero lo que tal vez no sepas es que también puede ser utilizado para aislar tus ventanas y ahorrar energía. El papel burbuja funciona como una excelente barrera térmica gracias a sus pequeñas burbujas de aire que actúan como aislante.

    ¿Cómo utilizar el papel burbuja para aislar tus ventanas?

    Lo primero que debes hacer es medir el tamaño de tus ventanas y cortar trozos del papel burbuja que se adapten a ellas, dejando un margen de unos 2-3 centímetros en todos los lados. Después, con la ayuda de cinta adhesiva de doble cara o pegamento, fija el papel burbuja a la ventana, asegurándote de cubrir todo el marco.

    Recuerda que es importante asegurarse de que el lado con las burbujas esté en contacto con el cristal de la ventana, ya que es aquí donde se genera una importante reducción de pérdida de calor.

    Otra opción es colocar el papel burbuja directamente sobre el cristal, sin necesidad de utilizar cinta adhesiva. En este caso, deberás humedecer el cristal con agua antes de colocar el papel burbuja, lo que permitirá que se adhiera de forma temporal.

    ¿Por qué usar papel burbuja en vez de otros materiales?

    Aunque existen otros materiales que pueden utilizarse para aislar ventanas, como plástico o láminas de poliestireno, el papel burbuja se caracteriza por ser una opción económica, segura y eficiente. Además de ser más barato que otras alternativas, es un material que no emite compuestos tóxicos y es reciclable, por lo que es una opción amigable con el medio ambiente.

    ¡No te quedes congelado este invierno! Ahora que ya sabes como utilizar el papel burbuja para aislar tus ventanas, no dudes en ponerlo en práctica y mantener tu hogar más cálido sin afectar tu bolsillo. Aprovecha este material tan versátil y ahorra en energía, cuidando también el medio ambiente.

    Fuente: Adaptado de "El papel burbuja, un aliado contra el frío en casa" por Laura Ciordia, publicado en La Vanguardia.

    Consejos prácticos para evitar que el aire entre por las ventanas en invierno

    body {

    font-family: Arial, sans-serif,

    font-size: 16px,

    line-height: 1.5,

    h1 {

    font-weight: bold,

    font-size: 24px,

    text-align: center,

    h2 {

    font-weight: bold,

    font-size: 20px,

    text-align: justify,

    strong {

    font-weight: bold,

    El invierno ya está aquí y con él llegan las bajas temperaturas y el aumento de la factura de la calefacción. Si no queremos gastar más de lo necesario en la calefacción, es importante tomar medidas para evitar que el aire frío entre por las ventanas de nuestra casa. A continuación, te dejamos algunos consejos prácticos para lograrlo.

    1. Utiliza burletes

    Los burletes son tiras de material aislante que se colocan alrededor de las ventanas para evitar que el aire frío entre. Puedes encontrarlos en diferentes materiales, como espuma o caucho, y son muy fáciles de instalar. Colócalos en los marcos de las ventanas y verás cómo se reduce la entrada de aire.

    2. Instala cortinas térmicas

    Las cortinas térmicas son una gran opción para mantener el frío fuera de tu hogar. Están fabricadas con un material que ayuda a retener el calor y bloquear el frío. Además, no solo te ayudarán a mantener el calor en tu casa, sino que también pueden ser una excelente decoración para tus ventanas.

    3. Sella las grietas

    Revisa las ventanas y busca grietas u otros espacios por donde pueda entrar el aire. Si encuentras alguna, utiliza silicona o cinta adhesiva para sellarlas. De esta manera, no solo evitarás que entre aire, sino que también ahorrarás en calefacción.

    4. Utiliza ventanas de doble panel

    Si tienes la posibilidad de cambiar tus ventanas, opta por ventanas de doble panel. Estas tienen una cámara de aire entre los dos paneles que actúa como aislante térmico, reduciendo la cantidad de aire frío que entra en tu hogar.

    5. No olvides las puertas

    Las puertas también pueden ser una fuente de entrada de aire frío. Utiliza burletes o colocar toallas en la parte inferior de la puerta para evitar que el aire entre. Además, asegúrate de que la puerta esté cerrada correctamente para evitar fugas de aire.

    ¡Ya estás listo para enfrentar el invierno sabiendo cómo evitar que el aire entre por las ventanas de tu hogar! Recuerda seguir estos consejos para mantener el calor y ahorrar en tu factura de calefacción.

    Artículos relacionados