economia cuanto desgrava un plan de pensiones en la declaracion de la renta

para desgravar tu plan de pensiones en la declaración

Una de las opciones más comunes para garantizar una buena pensión en el futuro son los planes de jubilación. El principal motivo por el que se elige este método de ahorro e inversión es la posibilidad de deducir las contribuciones realizadas al plan. A continuación, explicamos detalladamente cómo funciona y cuáles son sus límites.

Restricciones en la deducción de un plan de jubilación

En relación al IRPF y las contribuciones a planes de pensiones, es importante mencionar que existe un límite de cantidad establecido (1000 euros para aportaciones individuales). Sin embargo, no es el único límite a considerar. También se establece un límite porcentual que debe ser tomado en cuenta. Esto quiere decir que las contribuciones al plan de pensiones que excedan el 30% de la suma de los ingresos netos provenientes del trabajo y de actividades económicas, dejarán de ser deducibles en el impuesto.

El proceso de deducir impuestos de un plan de jubilación

Beneficios fiscales de un plan de pensiones:

Una de las principales ventajas de un plan de pensiones es la posibilidad de desgravar las aportaciones realizadas en él. Esto implica que dichas aportaciones se incluyen en la base imponible del IRPF del año en cuestión, lo que permite reducir el importe del capital a declarar y, por ende, pagar menos impuestos.

Para entenderlo mejor, supongamos que un contribuyente ha obtenido ingresos por valor de 21.000 € en el último año y ha realizado aportaciones a su plan de pensiones por un total de 1.500 €.

De forma original, la base imponible para calcular el IRPF sería de 21.000 €, con un tipo impositivo del 29% para los primeros 12.450 €, del 24% para los siguientes 7.750 € y del 30% para los restantes 800 €. Esto resultaría en un pago de impuestos de 4.465,5 € (4.225,5 € + 240 €).

Sin embargo, al desgravar las aportaciones realizadas a su plan de pensiones, la base imponible se reduce a 19.500 €, todos ellos situados en los tramos del IRPF del 19% al 24%. Como resultado, la cantidad final a tributar se reduce a solo 4.057,5 €.

Calcular deducción de plan de jubilación en la declaración de impuestos

Aquí es donde se introducen los nuevos límites establecidos por la ley para las aportaciones. La desgrabación máxima de un plan de pensiones será de 1.500 euros anuales o del 30 % de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas recibidos individualmente durante el ejercicio. En este caso, se debe elegir la opción que otorgue la menor cantidad.

Como ya se mencionó, los empleados por cuenta ajena pueden aportar hasta 10.000 euros anuales, siempre y cuando la diferencia provenga de contribuciones empresariales o de aportaciones del trabajador calculadas según las respectivas contribuciones empresariales. Por tanto, la desgravación fiscal del total de las aportaciones sería la mínima entre 10.000 euros o el 30% de sus ingresos provenientes del trabajo y actividades económicas.

Este mismo procedimiento es aplicable a los trabajadores por cuenta propia, considerando que el máximo que pueden aportar los autónomos a los planes de pensiones de empleo es de 5.750 euros este año.

Máximo deducible en plan de jubilación en

Las aportaciones realizadas a planes de pensiones tienen un efecto positivo en la base imponible del IRPF, ya sea de parte del titular o de su empresa. Para el próximo año 2022, en la declaración de la Renta correspondiente a 2023, el límite máximo de desgravación por aportaciones individuales a planes de pensiones se ha reducido de 2.000 a 1.500 euros anuales.

No obstante, esta medida viene acompañada de un incremento en el importe deducible en la declaración de la Renta de 2022. Ahora, se permite un máximo de 8.500 euros anuales en contribuciones empresariales, o en aportaciones del trabajador al mismo plan de pensiones, siempre y cuando estas últimas no superen la cantidad aportada por la empresa.

Cuál es el proceso para deducir impuestos en un plan de jubilación

La desgravación de un plan de pensiones es un beneficio fiscal que se aplica en la declaración de la Renta.
Al incluir las aportaciones realizadas al plan durante el año en el apartado de "Reducciones por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social" del IRPF,
la base imponible general del impuesto se reduce.

En otras palabras, al aportar a tu plan de pensiones,
puedes reducir tu base imponible en la declaración de la Renta,
lo cual resulta en un ahorro en impuestos.

Por ejemplo, si una persona ha ganado 22.000 euros en el año 2022 y añade 1.500 euros a su plan de pensiones,
su base imponible se reducirá a 20.500 euros.
Este es el monto sobre el cual se aplicará el porcentaje correspondiente de IRPF para calcular el impuesto,
solo considerando las aportaciones al plan y sin contemplar otras reducciones o deducciones que puedan aplicarse.

Recupera tus ahorros anticipadamente Una opción viable antes de la jubilación

¡Atención! La ley 26/2014 permite rescatar las aportaciones a planes de pensiones que tengan una antigüedad de 10 años, a partir de 2015. ¡Esto es una gran noticia!

Es decir, si contrataste un plan en 2015, podrás recuperar lo aportado en 2015 a partir de 2025, lo aportado en 2016 a partir de 2026, y así sucesivamente. ¡No esperes más para tener un futuro financiero más seguro!

Además, existen circunstancias especiales en las que también puedes recuperar tu inversión antes de la jubilación. ¿Desempleo, incapacidad, dependencia o enfermedad grave? ¡Tranquilo, hay solución! Encuentra con nosotros la mejor forma de hacerlo y recibe el apoyo que necesitas.

Controles tus finanzas con opciones de aportación recurrente o única

La determinación del ahorro fiscal por un plan de pensiones varía según los ingresos, ya que se aplica un tramo de IRPF en función de ellos. No existe un importe mínimo para contribuir a un plan de pensiones, pero sí un límite máximo establecido desde 2021 de 2000 €. A esta cantidad se pueden añadir otros 1000 € si el cónyuge no tiene ingresos superiores a 8000 € al año provenientes de su trabajo o actividades económicas.

Cuáles son los topes de contribución anual en un fondo de jubilación

Los planes de pensiones funcionan a través de la inversión del dinero aportado por sus participantes. Estas aportaciones pueden ser realizadas de manera puntual o periódica, según las preferencias del titular. Sin embargo, es importante tener en cuenta que existe un límite establecido por la ley: 1.500 € anuales para el territorio común.

Aunque no existe una aportación mínima anual obligatoria, su monto puede variar dependiendo de la entidad y las preferencias del inversor. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el importe se ajusta a la capacidad del inversor.

Además de estas restricciones generales, hay dos excepciones en las que se permite realizar aportaciones que excedan el límite máximo establecido:

- Si la entidad lo permite: En algunos casos, la entidad puede permitir a sus participantes realizar aportaciones que superen el límite establecido por ley.

- Si la inversión procede de un traspaso de otro plan de pensiones: En este caso, se permite superar el límite con el fin de consolidar el capital de diferentes planes en uno solo.

Los topes legales para deducir un plan de retiro de impuestos

Las deducciones fiscales asociadas a los planes de pensiones, al igual que las aportaciones, están sujetas a un límite establecido por ley. Este límite determina la máxima desgravación posible para un plan de pensiones, que equivaldrá a la menor de las siguientes cantidades:

  • El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.
  • El límite absoluto anual de 8.000 euros.

En caso de que se supere este límite de desgravación, aún hay una opción para aprovechar el exceso: se puede trasladar a la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de los cinco ejercicios siguientes.

Por último, es importante señalar que las aportaciones a planes de pensiones deben ser incluidas en el apartado "Reducciones de la base imponible" de la declaración anual del IRPF. De esta forma, se podrá tener en cuenta el importe de las aportaciones realizadas al calcular el impuesto a pagar.

Artículos relacionados