como se si un verbo es regular o irregular

Averigua si un verbo es regular o irregular con ejemplos prácticos

Un verbo se considera regular cuando su raíz permanece igual para todas las personas en la conjugación, y solo las desinencias varían según el modelo.

Información Verbos convencionales y no convencionales

Los Verbos Regulares y los Irregulares

Los verbos regulares siempre conservan la raíz de su infinitivo y siguen las mismas desinencias que los modelos de conjugación. Por otro lado, los verbos irregulares pueden presentar una raíz distinta, desinencias distintas, o ambas cosas.

Un vistazo a los verbos irregulares características y ejemplos

Descubre los verbos irregulares

Los verbos irregulares son aquellos que, al ser conjugados, experimentan cambios significativos y no mantienen su raíz original. Descubrir este concepto, vamos a realizar una prueba con el verbo DECIR. Al conjugarlo con distintos pronombres, podemos observar la siguiente transformación:

Cuando eliminamos la terminación del infinitivo del verbo DECIR, la raíz que queda es DEC-. Sin embargo, al revisar la conjugación, notamos que esta raíz sufre alteraciones y no se mantiene constante en muchas de las opciones disponibles.

Indicadores para determinar la regularidad o irregularidad de un verbo

Identificación de verbos regulares e irregulares

Si tienes dudas sobre si un verbo es regular o irregular, puedes seguir estos simples pasos para descubrirlo. Primero, debemos conjugar el verbo en tres tiempos verbales diferentes:

  • Presente
  • Pasado
  • Participio pasado

Si la raíz del verbo se mantiene constante en todas las personas de estos tiempos y las terminaciones coinciden con el modelo de conjugación, entonces lo consideramos un verbo regular.

Por otro lado, si encontramos alguna irregularidad en la raíz o en la terminación en una sola persona o tiempo, clasificamos al verbo como irregular.

Ejemplos de verbos regulares

Para una mejor comprensión de esta lección, se presentarán diversos ejemplos de verbos regulares. Se invita a realizar la verificación en todos los tiempos verbales, observando cómo su raíz siempre permanece invariable.

Ejemplos de verbos regulares:

- Infinitivo: Cantar, bailar, escribir.

- Presente simple: Canto, bailo, escribo.

- Pasado simple: Canté, bailé, escribí.

- Futuro simple: Cantaré, bailaré, escribiré.

- Presente continuo: Estoy cantando, estoy bailando, estoy escribiendo.

- Pasado continuo: Estaba cantando, estaba bailando, estaba escribiendo.

- Futuro continuo: Estaré cantando, estaré bailando, estaré escribiendo.

- Presente perfecto: He cantado, he bailado, he escrito.

- Pasado perfecto: Había cantado, había bailado, había escrito.

- Futuro perfecto: Habré cantado, habré bailado, habré escrito.

- Presente perfecto continuo: He estado cantando, he estado bailando, he estado escribiendo.

- Pasado perfecto continuo: Había estado cantando, había estado bailando, había estado escribiendo.

- Futuro perfecto continuo: Habré estado cantando, habré estado bailando, habré estado escribiendo.

Presente regular

En el aprendizaje de la conjugación de los verbos en español, ya hemos visto previamente que sólo necesitamos la raíz del verbo, obtenida al eliminar las letras finales -ar, -er o -ir del infinitivo, y añadir la terminación correspondiente según la persona y la conjugación. Aquí están las terminaciones para el presente de los verbos regulares de las 3 conjugaciones:

  • -ar: yo -o, tú -as, él/ella/usted -a, nosotros/-as -amos, vosotros/-as -áis, ellos/-as/ustedes -an
  • -er/-ir: yo -o, tú -es, él/ella/usted -e, nosotros/-as -emos, vosotros/-as -éis, ellos/-as/ustedes -en

Es importante destacar que los verbos regulares en -er y -ir tienen idénticas terminaciones en todas las personas, excepto en nosotros y vosotros. Todos los tiempos verbales en presente de los verbos regulares tienen el mismo sonido que el infinitivo junto con la terminación correspondiente. No obstante, algunos verbos tienen variaciones ortográficas en la 1ª persona (yo) para adecuarse a ese sonido.

Evolución de los verbos irregulares en la actualidad

Existen verbos que son irregulares en presente solo en la 1ª persona del singular (yo), mientras que en el resto de las personas son regulares.

Este caso ocurre principalmente en los verbos que terminan en vocal + -CER o vocal + -CIR, específicamente en aquellos que terminan en -ACER, -ECER, -OCER y -UCIR. En estos casos, se agrega una -Z- después de la raíz del verbo en la 1ª persona del singular (yo) antes de la terminación -CO. Por ejemplo, en el verbo conocer yo digo conozco, y en el verbo traducir yo digo traduzco.

Sin embargo, hay cuatro verbos que no siguen esta regla y tienen otras irregularidades en la 1ª persona (yo): hacer, satisfacer, mecer y cocer. Estas irregularidades las veremos más adelante.

Todo lo que necesitas saber sobre los verbos regulares

Los verbos regulares son aquellos que no experimentan cambios significativos al ser conjugados, ya que mantienen sus raíces inalteradas.

Un buen ejemplo es el verbo AMAR, el cual mantiene su raíz sin cambios al ser conjugado con distintos pronombres:

- Yo amo

- Tú amas

- Él/Ella/Usted ama

- Nosotros/Nosotras amamos

- Vosotros/Vosotras amáis

- Ellos/Ellas/Ustedes aman

Esto significa que, independientemente del pronombre que se use, el verbo amar mantiene su forma inalterada, convirtiéndose así en un verbo regular.

Amar es uno de los muchos verbos que siguen esta regla, manteniendo su forma sin alteraciones al ser utilizado con diferentes pronombres.

Ejemplos de verbos irregulares

A continuación, te mostraremos algunos ejemplos de verbos irregulares en español. ¿Serías capaz de identificar cuál tiempo verbal es más irregular?

Práctica de verbos regulares e irregulares

HTML:

¡Es hora de que practiques! Sigue nuestros consejos para determinar si un verbo es regular o irregular. Te presentamos una pequeña fábula para este ejercicio. Subraya los verbos conjugados y distingue entre los regulares e irregulares.

En el bosque, el astuto ratón Rodo siempre presumía de su habilidad. Un día, desafiante, desafió al sabio búho Ovidio a un duelo de inteligencia. Apostaron una nuez. Ovidio propuso: "Cada uno de nosotros corre alrededor del árbol y el más sabio gana". Rodo aceptó confiado.

La carrera comenzó, pero Ovidio permaneció quieto. Rodo, exhausto, regresó. Ovidio explicó: "Correr es para los imprudentes, la verdadera sabiduría radica en elegir el camino correcto". Rodo, humilde, aprendió que la astucia sin sabiduría es como dar vueltas en círculos. Y así, la nuez quedó intacta, pero la lección, invaluable.

Objetivos

Los verbos auxiliares tienen la función de formar los tiempos compuestos y la voz pasiva en la conjugación (Has visto, habían hecho, es lavado, fue elegido).

Un verbo que se considera defectivo o incompleto es aquel que no posee todas las formas de la conjugación. Por ejemplo, los verbos sobre el clima solo se conjugan en las formas de 3ª persona del singular y plural (llueve, chispea, nevará).

Para determinar si un verbo es regular o irregular, es necesario prestar atención a si mantiene la raíz o las desinencias del modelo de conjugación. Si no las conserva, entonces se considera irregular. Por ejemplo, el verbo andar es irregular debido a que, en su conjugación, no conserva las desinencias típicas de la 1ª conjugación (anduve, NO andé*).

Ejercicio práctico Dominando los verbos regulares e irregulares

En esta sección, descubrirás las respuestas al ejercicio anterior que incluye verbos regulares e irregulares. Verifica tus resultados y revisa la lección de nuevo si es necesario.

En el bosque, el ingenioso ratón llamado Rodo siempre presumía (verbo regular) de su habilidad. Un día, desafiadoramente, desafió (verbo irregular) al sabio búho Ovidio a un duelo de astucia. Apostaron (verbo irregular) una nuez. Ovidio propuso (verbo irregular): "Ambos correremos (verbo regular) alrededor del árbol y el ganador será (verbo regular) el más sabio". Rodo aceptó (verbo regular) con confianza.

La carrera comenzó, pero Ovidio no se movió (verbo irregular). Rodo, exhausto, regresó (verbo regular). Ovidio explicó (verbo irregular): "Correr (verbo regular) es para los imprudentes, la verdadera sabiduría consiste (verbo irregular) en elegir (verbo irregular) el camino adecuado". Rodo, humildemente, aprendió (verbo regular) que la astucia sin sabiduría es (verbo irregular) como correr (verbo regular) en círculos. Y así, la nuez permaneció (verbo regular) intacta, pero la lección fue (verbo irregular) invaluable.

Artículos relacionados